Comprar libro

The Life and Death of King John, 1596

Dramas históricos

Estamos en plena Edad Media, a finales del siglo XII. Ricardo I, más conocido como Ricardo Corazón de León, de la dinastía Plantagenet, ha muerto sin dejar descendencia legítima en Inglaterra. El orden de sucesión señalaba a su hermano siguiente, Godofredo, pero éste había fallecido, con lo que la corona correspondía a Arturo, hijo de Godofredo, de 12 años. Pero había otro hermano de Ricardo, el menor, llamado Juan, que ocupó el trono, convirtiéndose en Juan I, más conocido como Juan Sin Tierra. Shakespeare sitúa la acción en 1203, cuando Arturo tenía ya 16 años.

Más datos históricos para situarse en la obra: el fallecido Ricardo dejó un hijo ilegítimo, Felipe de Cognac. Y la madre del rey Juan, Leonor de Aquitania, tenía una nieta, Blanca de Castilla, que acabó casada con Luis VIII, hijo de Felipe II de Francia, llamado Felipe Augusto. En el texto aparece como Blanca de España, aunque ese país no existía todavía.

A la muerte de Juan, le sucedió su hijo Enrique III, que no tiene obra de Shakespeare, como tampoco el predecesor Ricardo Corazón de León (personaje de gran importancia mítica en el mundo anglosajón). Hay que esperar, saltándose a Eduardo I y Eduardo II (que sí tiene obra, de Christopher Marlowe), a la pieza Eduardo III (de la que durante años se ha dudado de su autoría) para seguir la cronología de la Historia de Inglaterra escrita por Shakespeare.

La mitología anglosajona sitúa a Robin Hood en la época del rey Juan, pero el buen bandido no halla acomodo entre los personajes de Shakespeare. Las dos únicas referencias a Robin Hood en toda la obra de Shakespeare aparecen de pasada, en la comedia Como gustéis, y en el prólogo de la tragicomedia Los dos nobles caballeros. En ese texto queda claro el motivo de la no comparecencia de este mito británico en el corpus shakesperiano: los cuentos de Robin Hood eran considerados demasiado ligeros.

Otra referencia histórica notable de Juan Sin Tierra es su firma de la Carta Magna, acto que se vio obligado a realizar por las presiones de la nobleza. Es el antecedente de las Constituciones democráticas modernas. Shakespeare tampoco incluyó nada alusivo a esta firma.

Centrándonos en El rey Juan de ficción, la acción comienza cuando Francia e Inglaterra se declaran en guerra, puesto que el rey Felipe II de Francia considera que el legítimo heredero de la corona de Inglaterra es Arturo y no Juan. Luego se presentan dos hermanos que se disputan la herencia de su padre, desvelándose que uno de ellos, Felipe Faulconbridge, es hijo bastardo de Ricardo Corazón de León. El ejército del rey Juan llega a Francia, y se produce un encuentro de reyes y familiares en el palacio del rey de Francia. Los dos reyes discuten; Constanza, la madre de Arturo, discute con Leonor, que también es abuela de Arturo, que llora; y para más follón, el bastardo Faulconbridge (primero personaje humorístico, luego conciencia de la obra) discute con el Archiduque de Austria.

Los ciudadanos de Angers, ciudad donde se desarrolla la trama francesa, deciden cerrar las murallas de su ciudad hasta que se decida cuál de los dos, Juan o Arturo, es el rey de Inglaterra (y por tanto de su ciudad, enclavada en territorio conquistado). Después, esos mismos ciudadanos proponen que Blanca de España (nieta de Leonor y sobrina de Juan) se case con Luis, el hijo del rey Felipe, para así sellar un acuerdo de paz entre Francia e Inglaterra.

La noticia cae como una losa sobre Constanza, la viuda madre del joven Arturo, que le reprocha a su protector Felipe II el pacto con su enemigo Juan. De repente entra el emisario del Papa para preguntar a Juan el porqué de su rechazo al Arzobispo de Canterbury. Juan le dice que el Papa es pueril, indigno y ridículo y que no piensa someterse a él. El mensajero del Papa pide a Felipe que pelee contra Juan, pero Felipe acaba de sellar un pacto de amistad y contesta: “Estoy perplejo y no sé qué decir”. Al final, se decide a romper de nuevo con Inglaterra.

Este episodio en el que Juan reniega de la autoridad del Papa está basado en hechos históricos, pero no acabó con la separación de la Iglesia Inglesa de la Católica Romana. Eso sucedió en tiempos de Enrique VIII, hecho mucho más reciente a la época de Shakespeare, creándose la Iglesia Anglicana, cuya máxima autoridad es desde entonces el Arzobispo de Canterbury.

La nueva lucha termina con una victoria de Inglaterra. Arturo es apresado y Juan ordena su muerte. La madre de Arturo, Constanza, que arrastra durante toda la obra su trágica amargura, se lamenta por la ausencia de su hijo. El verdugo de Arturo se arrepiente y lo libera, pero ordena que se informe al rey de que lo ha matado. El bastardo Faulconbridge llega acompañado de un profeta, que predice la deposición de la corona de Juan. Este profeta aparece añadido en la película Macbeth (1948) de Orson Welles, al que los críticos de cine atribuyen su invención, cuando es realmente la introducción de un personaje de El rey Juan en Macbeth.

Todo son malas noticias para el monarca. Las tropas francesas han llegado a Inglaterra capitaneadas por Luis, el hijo del rey Felipe. La madre de Juan ha muerto (también la de Arturo, enloquecida). Y la noticia de la muerte de Arturo, creída cierta por todos, ha recorrido ya el país y ha puesto a los nobles y a la población en contra de Juan. Entretanto, el chaval se tira de las murallas de su prisión, muriendo esta vez de verdad.

Juan pacta con el enviado del Papa que se somete a Roma de nuevo, a cambio de que frene el ataque de Francia. Pero los franceses no aceptan someterse y continúa la lucha. Los nobles que habían desertado vuelven al bando inglés, acompañados de Enrique, hijo de Juan. El rey Juan muere envenenado por un monje. Al final, Francia acepta la paz propuesta por Roma, y el príncipe Enrique será el siguiente rey de Inglaterra.

Se trata de una obra histórica con un interés elevado y momentos muy bien elaborados. Como ya hemos apuntado, destaca el personaje de Felipe Faulconbridge, el sobrino bastardo del monarca. Hay varias concomitancias con Ricardo III: el rey usurpador con mala conciencia, la prisión del heredero legítimo y la orden de su muerte, o la posibilidad de que un verdugo se apiade de su víctima al oírle hablar.

Respecto a sus adaptaciones a la pantalla, sólo podemos reseñar una película muda de 1899, considerada la primera traslación de Shakespeare al cine. El resto de las producciones audiovisuales de la obra se ha hecho para televisión (1951 y 1984).

Algunas de las sentencias que contiene la obra:

La desgracia es orgullosa y da fortaleza al que la aguarda.

Es obrar con la más perfecta rectitud no obrar cuando el acto por cumplir tiende a un fin malo.

Los motivos poderosos engendran las acciones extraordinarias.

Referencias externas

Referencias externas

Ficha de la obra, por Susanna Sacs:

Título original:  King John

                Titulo completo: La vida y muerte del Rey Juan

Contexto histórico

A la muerte de Ricardo Corazón de León (1199), su hermano menor asumió el trono de Inglaterra con el nombre de Juan (1167-1216). La viuda del hermano siguiente a Ricardo, Godofredo pretendía el trono para su hijo Arturo y en su empresa era respaldada por el Rey de Francia, Felipe II (1165-1223). Para evitar tensiones Juan aceptó el matrimonio de su sobrina Blanca de España con el delfín francés y por otra parte apresó y asesinó al niño Arturo, a quien la leyenda conmemora como casi un santo. Juan también fue excomulgado durante un tiempo por el Papa Inocencio II por no aceptar al obispo de Canterbury propuesto por Roma. Juan fue sucedido por su hijo que reinó con el nombre de Enrique III.

Argumento del Rey Juan  

El Rey Felipe II de Francia envía mensajeros a la corte del Rey Juan en Londres para amenazarlo con la guerra si no abdica de su corona a favor del joven Arturo. Al mismo tiempo acuden a la corte los dos hijos de Faulconbridge alegando uno ser el heredero y el otro el primogénito. Entonces se establece que el mayor, Felipe (conocido como el bastardo) es hijo adulterino de Ricardo Corazón de León y Lady Faulconbridge con lo cual es sobrino del Rey y nieto de Leonor.

Los ejércitos de Felipe se disponen a atacar la ciudad de Angers, que se mantiene fiel a Inglaterra,  cuando llegan el Rey Juan y su séquito. Constancia, viuda de Godofredo y Eleonor, su suegra se insultan mutuamente. Las fuerzas están equilibradas y el Bastardo sugiere que ambos reyes se unan para combatir a la ciudad de Angers pero los ciudadanos  proponen el matrimonio de la sobrina del rey inglés con el delfín de Francia.

Durante las bodas de Luis y Blanca llega el nuncio del Papa, Pandolfo recriminando a Juan no haber aceptado como arzobispo al candidato propuesto por Roma e insta a Felipe a romper sus relaciones con Inglaterra.

Las tropas inglesas capturan a Constancia y su hijo Arturo. La madre queda en los territorios franceses conquistados por Inglaterra pero el niño es llevado a Inglaterra bajo la tutela de Humberto,  a quien el rey manda que asesine a Arturo. El Bastardo recorre los monasterios ingleses recogiendo fondos para su tío.

Mientras tanto, Pandolfo convence al rey francés para que ataque Inglaterra. El Rey Juan accede a liberar a Arturo pero Humberto le informa de que el niño  ya ha muerto aunque finalmente resulta que todavía está vivo. El bastardo regresa de los monasterios con el informe de que el pueblo está descontento por el reinado de Juan. Arturo intenta escapar pero  al saltar el muro del  castillo, resbala y cae muerto. Humberto es acusado de haber asesinado al niño, pero el se defiende ante los pares.

El Rey Juan se entrevista con Pandolfo y accede a volver a la obediencia papal a condición de que los ejércitos franceses se retiren de Inglaterra. El Bastardo recibe el mando de las tropas fieles a Inglaterra y ambos bandos se preparan para la batalla. Muchos de los pares ingleses se han aliado en el bando de Felipe de Francia, pero un noble francés poco antes de morir les advierte que Felipe los matará si gana la contienda y les insta a que vuelvan al bando del Rey Juan.

Humberto informa al Bastardo que Juan ha sido envenenado en el monasterio donde aguardaba las noticias del frente. Los pares ingleses, el Bastardo  y el Príncipe Enrique rinden los honores fúnebres al fallecido Rey Juan. Después aceptan al joven heredero como legítimo sucesor de la corona inglesa. El bastardo predice que Inglaterra nunca podrá ser tomada por fuerzas extranjeras mientras  permanezca alerta de no caer en luchas intestinas.

Personajes del Rey Juan

El Rey Juan  El príncipe Enrique, hijo del Rey  Arturo, Duque de Bretaña, sobrino del Rey  Conde de Pembroke  Conde de Essex  Conde de Salisbury  Lord Bigot  Humberto de Burgh  Roberto Faulconbridge  Felipe el Bastardo, hermanastro del anterior  Jaime Gurney, servidor de Lady Faulconbridge  Pedro de Pomfret, profeta  Felipe, Rey de Francia  Luis, Delfín  Limoges, Archiduque de Austria  Cardenal Pandolfo, nuncio papal  Melun, sñor francés  Chatillón, embajador de Francia  La Reina , madre del Rey Juan  Constancia, madre de Arturo  Blanca de España, sobrina del Rey  Lady Faulconbridge  Lores, Damas, Ciudadanos de Angiers, Heraldos, Oficiales, Soldados, Mensajeros y otras personas del séquito.

http://www.williamshakespeare.netfirms.com/el_rey_juan.htm