Comprar libro

Pericles, Prince of Tyre, 1608

Tragicomedias románticas

Esta llamada tragicomedia romántica o romance, retoma una antigua leyenda para mostrarnos de un modo novedoso una alegoría del triunfo de la virtud (representada por la diosa Diana) sobre la fortuna (representada por Neptuno y las tempestades que provoca).

Probablemente coescrita con George Wilkins, que se habría encargado de los dos primeros actos. Basada en uno de los cuentos de la Confessio Amantis de John Gower, poeta inglés del siglo XIV, en el que recoge la tradición de un relato griego sobre Apolonio de Tiro y sus problemas con un rey que comete incesto con su hija. Precisamente, el personaje que actúa de coro en la obra es identificado como “Gower” y tiene ocho apariciones: declamando un prólogo al inicio de cada uno de los cinco actos; otras dos intervenciones a mitad del cuarto y quinto; y ejerciendo también de epílogo.

La estructura de la obra inaugura una nueva forma de hacer teatro. Shakespeare se encuentra ya en su etapa madura y decide modernizarse, mediante este texto que se organiza en torno a los relatos del coro y las pantomimas que lo acompañan. En las tragedias, las historias y las comedias anteriores, el autor hace que una escena lleve a la otra. Aquí el orden es compartimentado. Como comentan algunos críticos, el nuevo arte de Shakespeare se puede calificar de “visión”: nos presenta unos personajes movidos por resortes arquetípicos, lejos de su famoso bisturí para penetrar en el alma humana. Un viaje hacia la sencillez formal, vestido de clasicismo.

El protagonista no tiene nada que ver con el político ateniense homónimo del siglo V a.C. Antes bien, puede compararse con Ulises, que tiene que vérselas como él con sucesivas tempestades marinas. Esta particular odisea de Pericles se desarrolla en seis localizaciones de la antigüedad grecolatina en el Mediterráneo oriental: Tiro, en la antigua Fenicia y hoy Líbano; Antioquía, al sur de la península de Anatolia; Tarso, al sureste; Éfeso, al oeste; Pentápolis, en Palestina; y Mitilene, en la isla griega de Lesbos. El orden del periplo de Aquiles es, según el relato de la obra: Tiro, Antioquía, Tiro, Tarso, Pentápolis, Tarso, Mitilene y Éfeso. La simple consulta de un mapa de la zona nos revela que la localización de estas ciudades no coincide con la que se les otorga en la trama.

Palacio de Antíoco, rey de Antioquía. Gower nos pone en antecedentes: Antíoco, viudo, se acuesta con su bella hija. Además, hasta allí viajan príncipes para hacer lo propio, pero el celoso rey establece que quien quiera pedirla en matrimonio ha de adivinar un enigma, o de lo contrario morir.

Pericles, príncipe de Tiro, comparece para probar suerte. Antíoco le advierte que si no acierta, engrosará la colección de cabezas cortadas. Pericles está decidido, y la hija de Antíoco le desea suerte. El enigma hace referencia al incesto entre el rey y su hija. Pericles lo adivina, pero no lo dice, puesto que, según explica al rey, eso sería desvelar un pecado, y conviene callar los vicios de los monarcas. Antíoco le perdona la vida y le da cuarenta horas, supuestamente para revelar el secreto. Pericles, que teme que si se queda el rey lo mate, se escapa.

Antíoco, efectivamente, ordena envenenar a Pericles, pero le anuncian que ha huido. Envía a un asesino en su busca. Pericles, ya en Tiro, es aconsejado: para que los esbirros de Antíoco no acaben con él, deberá estar viajando un tiempo. Primero irá a Tarso. Thaliard, el asesino enviado por Antíoco, llega a Tiro, donde se entera de que Pericles se ha embarcado.

En Tarso, el gobernador Cleón y su esposa Dionisa conversan entre sí acerca de lo depauperada que está la ciudad. Cuando llegan los barcos de Pericles, temen que sea para invadirles, pero éste les aclara que sólo busca refugio, a cambio del cual les ayudará entregándoles trigo para comer.

Debido a las noticias de que Thaliard está buscándole, Pericles vuelve a embarcarse, pero toda la flota naufraga, sobreviviendo sólo él y yendo a parar a una playa de Pentápolis. Allí conversa con unos pescadores, que le informan de que al día siguiente habrá una justa para dilucidar qué caballero se casará con Thaisa, la hija del rey Simónides. La armadura de Pericles es atrapada por la red de los pescadores, y él la reclama y les promete recompensarlos.

El día anterior al torneo, se presentan seis caballeros, de los cuales el de peor aspecto es Pericles, con su armadura mohosa. Pericles se sienta la mesa del rey y la princesa con los demás contendientes. Entretanto, un rayo divino ha matado a Antíoco y a su hija, que viajaban en una carroza. Y en Tiro, los nobles deciden salir a buscar a Pericles.

Thaisa ha decidido que sólo se casará con Pericles, así que la justa es anulada. El rey Simónides está encantado con la noticia, aunque finge un poco. Luego bendice a la pareja y los manda a la cama. Como bien explica el coro, el tiempo pasa rápido: Thaisa está embarazada cuando llegan noticias a Pentápolis de que están buscando a Pericles, por las cuales se enteran de que éste es un rey. Pericles y su esposa se embarcan rumbo a Tiro. Neptuno entra de nuevo en acción: acaece una gran tempestad, por cuya causa la princesa tiene una niña y muere en el parto. Los marineros dicen que hay que tirar el cadáver por la borda para aplacar la tempestad, y Pericles, aunque les acusa de supersticiosos, accede. Como están cerca de Tarso, se le ocurre desviarse hasta allí y dejar a la niña, llamada Marina, al cuidado de Cleón y Dionisa. Promete no cortarse el pelo hasta verla casada.

En Éfeso, los criados del noble Cerimón, experto en medicina, encuentran el ataúd de Thaisa y se lo llevan a su amo, que la revive. Ella decide hacerse vestal en el templo de Diana.

Dionisa tiene una hija propia que es ensombrecida por las grandes virtudes de Marina, ya con catorce años. Así que ordena a un lacayo que mate a Marina. Cuando éste está a punto de hacerlo, llegan unos piratas y raptan a Marina, y posteriormente la venden en Mitilene a Bolt, un criado de un rufián y una alcahueta, cuyo negocio de lenocinio está de capa caída. Bolt pregona la virginidad de Marina en el mercado, para que los hombres de la ciudad acudan al prostíbulo. Marina reza a la diosa Diana para que la proteja. Dionisa, que se ha desembarazado de su lacayo y cree que éste arrojó a Marina al mar, discute con su marido Cleón acerca del supuesto asesinato.

El gobernador de Mitilene, Lisímaco, acude a la casa de putas donde vive Marina. Cuando les dejan solos, ella, que ha conseguido mantenerse virgen gracias a sus sermones religiosos, convence al gobernador para que no la desvirgue y éste, admirado, le da oro. Cuando la alcahueta, ya harta, deja a Bolt con Marina, ésta le entrega su oro a cambio de que la libere para poder ser profesora de canto, danza y costura.

Pericles, que ha sido informado de la supuesta muerte de su hija cuando ha ido a verla hasta Tarso, vuelve navegando hacia Tiro, apesadumbrado. Pero antes recala en Mitilene, donde Lisímaco es informado del estado depresivo de Pericles. Lisímaco le lleva a Marina para que lo anime. Ésta se identifica, y Pericles escucha una música divina que le hace dormirse y soñar con la diosa Diana, que le pide que haga un sacrificio en su altar de Éfeso. Pericles, que había pensado volver a Tarso para vengarse de Cleón, viaja hasta allí con Marina.

Una vez en el templo de Diana, Pericles y su esposa Thaisa se reconocen, alborozados. Pericles casará a su hija con Lisímaco y se cortará el pelo que llevaba dejándose crecer catorce años. Simónides, el padre de Thaisa, ha muerto. Pericles decide que Lisímaco y Marina gobernarán Tiro. Como colofón, Gower nos cuenta que los ciudadanos de Tarso entraron en el palacio de Cleón y su mujer y los quemaron a los dos.

Entretenida y repleta de aventuras, esta obra no tiene ningún carácter profundo. Sigue con gran fidelidad el argumento de su fuente, sin añadir gran cosa, excepto las escenas del burdel y la del reencuentro de Pericles con su hija. Shakespeare, después de habernos demostrado estar de vuelta de todo en sus obras anteriores (las llamadas comedias de conflicto) comienza con esta obra su serie final, en la que mantiene su genio y renueva las formas, pero no intenta ya sorprender a nadie.

Fuera de la serie de Obras Completas (1978-1984) realizada por la cadena de televisión británica BBC (ésta, en 1984), no hay otras referencias audiovisuales de la pieza.

Algunas de las sentencias que contiene la obra:

Los peces viven en el mar como los hombres en la tierra: los grandes se comen a los pequeños.

Referencias externas

Referencias externas

Ficha de la obra, por Susanna Sacs:

Título original:  Pericles, Prince of Tyre

 

Cronología de Pericles

En  1608, Pericles fue registrado en el Stationers’ Register pero no se publicó en cuarto hasta1609 en un texto muy pobre y lleno de errores que parece haberse escrito de memoria y sin consultar ningún manuscrito. La obra tuvo mucho éxito y fue editada en varias ediciones subsecuentes de cuartos. Hemingues y Condell no incluyeron Pericles en la edición del Primer Folio en 1623 por lo que se supone, aparte de otras evidencias estructurales que Pericles no fue escrito en su totalidad por Shakespeare. Pericles aparece por primera vez en el Tercer Folio de 1663.

George Wilkins publicó en 1607  una novela llamada Las dolorosas aventuras de Pericles Príncipe de Tiro de idéntico argumento. Gran parte de la crítica shakespeareana cree que Wilkins es coautor de Pericles.

[Cronología] [ Fuentes] [Ediciones] [Argumento]  [Personajes] [Escenarios][Forma] [Comentario]

Fuentes de Pericles

La fuente más remota de Pericles se encuentra en la historia clásica griega de Apolonio de Tiro pero  Shakespeare utilizó la versión en latín de John Gower, escritor inglés del S XIV que recuenta la historia de Apolonio de Tiro en el libro VIII de su Confessio amantis. El nombre de “Pericles”  está inspirado en “Pyrocles” de la Arcadia de Philip Sidney

[Cronología] [ Fuentes] [Ediciones] [Argumento]  [Personajes] [Escenarios][Forma] [[Comentario]

Ediciones  de Pericles disponibles en España

Pericles 1929
Editorial Espasa Calpe Colección Austral 
traducción de Luis Astrana
isbn: 84-239-1419-4  
Pericles 2004
[ Obra completa] RBA Coleccionables, S.A. Traducción de Luis Astrana Marín isbn 84-473-3330-2 –  
 

Argumento de Pericles 

El espíritu de Gower presenta la obra y nos muestra al rey de Antioquía que exige que cualquier pretendiente de su hija deba resolver un enigma y, si no, perder la vida. Pericles consigue descifrar el enigma en el que se confiesa el incesto entre Antíoco y la princesa. Evitando la ira del Rey, Pericles huye y deja el gobierno de Tiro a su fiel Helicano. Pericles se dirige hacia Tarso con alimentos para paliar la hambruna que sufre el país, pero le llegan noticias de que Antíoco ha descubierto su paradero. Nuevamente en el mar, los navíos de Pericles sufren un naufragio y el héroe llega a las costas de Pentápolis desprovisto de cualquier riqueza. Ahí participa en los torneos celebrados en honor de Taisa, hija del Rey Simónides y tras vencerlos se casa con la princesa. Enterado de la muerte de Antíoco, Pericles decide volver a Tiro, durante el viaje, Taisa da a luz y, dada por muerta, es arrojada al mar en un ataúd. La caja llega a Éfeso donde el sabio Cerimón la recoge y percibe que Taisa no ha perdido la vida, recuperada de su enfermedad, Taisa entra en el templo de Diana como sacerdotisa. Mientras tanto, Pericles ha puesto el nombre de Marina a la niña nacida en el mar y la ha llevado a Tarso para ser cuidada por Dionisia, esposa del gobernador Cleonte. Marina crece en años, talento y hermosura y Dionisia, celosa de que Marina sobrepase los encantos de su propia hija, quiere acabar con la vida de Marina. Pero Marina no muere, sino que es vendida a un burdel en donde consigue preservar su virginidad gracias a su extraordinaria virtud y a su gran habilidad como bordadora y cantora. Cuando Pericles acude a Tarso en busca de su hija y se entera de la muerte de ésta, cae en una profunda depresión, para aliviarle le llevan ante la dulce Marina cuyo canto tiene fama de aliviar todos los males y en la conversación descubren que son padre e hija. A Pericles se le aparece entonces la diosa Diana que le indica que acuda a su templo en Éfeso, allí se reúne con Dionisia, la esposa que creía fallecida y la obra tiene un final feliz con discurso moralizante por parte de Gower como colofón.

[Cronología] [ Fuentes] [Ediciones] [Argumento]  [Personajes] [Escenarios][Forma] [Comentario]

Personajes de Pericles

Antíoco, Rey de Antioquía

Pericles, Príncipe de Tiro

Helicano, Escanes, Señores de Tiro

Simónides, Rey de  Pentápolis

Cleonte, Gobernador deTarso

Lisímaco, Gobernador de Mitilene

Cerimón, Señor de Éfes

Taliardo, Señor de Antioquía

Filemón, criado de  Cerimón

Leonina, criada de Dionisia

Mariscal

Alcahuete

Boult, criado del alcahuete

Hija de Antíoco

Dionisia, esposa de Clento

Taisa, hija de  Simónides

Marina, hija de Pericles y Thaisa

Licórida, doncella de  Marina

Alcahueta

Señores, Damas, Caballeros, Hidalgos, Marinos, Pescadores Mensajeros

Diana, la diosa

Gower, en el papel de Coro

[Cronología] [ Fuentes] [Ediciones] [Argumento]  [Personajes] [Escenarios][Forma] [Comentario]

Escenarios de Pericles

1     Prólogo
1,1: Antioquía. Estancia del palacio
1,2: Tiro. Estancia del palacio
1,3: Tiro. Antecámara en el palacio
1,4: Tarso. Estancia en casa del Gobernador

2,1: Pentápolis, en la costa
2,2: Mismo lugar, en un camino
2,3: Mimo lugar. Sala de banquete
2,4: Tiro. Estancia en casa del Gobernador

2,5: Pentápolis, Estancia del palacio
3,2: Éfeso. Estancia en casa de Cerimón
3,3: Tarso, Estancia en casa de Cleonte
3,4: Éfeso. Estancia en casa de Cerimón

4,1: Tarso. En la costa
4,2: Mitilene, Estancia en un burdel
4,3: Tarso. Estancia en casa de Cleonte
4,5: Mitilene. Calle frente al  burdel
4,6: Mismo lugar. Estancia en un burdel

5,1: A bordo del barco de Pericles
5,3: Templo de Diana en Éfeso

[Cronología] [ Fuentes] [Ediciones] [Argumento]  [Personajes] [Escenarios][Forma] [Comentario]

Estructura y Forma de Pericles

Estructuralmente, la obra se divide en dos partes: las primeras 9 escenas y las finales 13. Las dos divisiones tienen un clímax cuando Pericles es víctima de la mala fortuna y un desenlace afortunado. En este duplicado se ha visto un reflejo de la doble autoría de la obra.

La mayor parte del texto está en  pentámetros yámbicos de verso blanco. Las introducciones de Gower y el oráculo de Diana son pareados octosilábicos. El lenguaje es arcaizante a imitación del S XIV.

[Cronología] [ Fuentes] [Ediciones] [Argumento]  [Personajes] [Escenarios][Forma] [Comentario]

Análisis de Pericles

Pericles tiene mucho más de relato contado que de obra dramática. Está presentado por Gower que tiene el papel de coro e introduce los hechos de forma episódica  sin que se entrelacen en forma de subargumentos como en otras obras de Shakespeare.

El personaje de Pericles toma de Ulises el periplo marítimo y del bíblico Job, la paciencia que al final es recompensada por los dioses, pero Pericles no es un héroe, sus únicos logros consisten en acertar un enigma y llevar alimento a un pueblo necesitado.

El tema de Pericles está en la virtud recompensada. Marina es el máximo exponente de heroína dispuesta a luchar con todos su medios para mantener su castidad, como contrapunto, Pericles es la en la única obra de Shakespeare en que se introducen directamente temas tan escabrosos como el incesto y la prostitución. El refugio de la esposa en el convento es un motivo recurrente en Shakespeare que ya vemos en obras tan tempranas como  La Comedia de las Equivaciones. Al final de la obra, Gower ensalza a las figuras de Helicano por su   lealtad  y  la de Cerimón que pone su “arte” al servicio de la curación. Se trata de unos valores cristianos colocados en un mundo pagano.

Pericles se puede interpretar como un prototipo de las dos obras posteriores, Cuento de Invierno y La Tempestad. El tema de la pérdida y recuperación de la hija es uno de los hilos narrativos de la obra, la diferencia entre Pericles y el Cuento de Invierno es que Pericles pierde a Marina por accidente, mientras que Leontes es culpable de la  pérdida de Perdita. La figura de Cerimón, al igual que la de Oberón en Sueño de una noche de Verano son claros precedentes de Próspero,  el magistral protagonista de La Tempestad. La principal imaginería dramática está en el mar, las tormentas y los naufragios y en el lenguaje arcaizante con el que Gower va contando los cambios escénicos mientras los personajes deambulan silenciosos por el escenario.

[Cronología] [ Fuentes] [Ediciones] [Argumento]  [Personajes] [Escenarios][Forma] [Comentario]

Bibliografía

Ediciones con notas
William Shakespeare THE COMPLETE WORKS Editor Stanley Wells. Clarendon Press, Oxford, 1989

Shakespeare ,William OBRAS COMPLETAS Estudio preliminar, Traducción y Notas por Luis Astrana Marín. Primera Versión íntegra del inglés. Aguilar, S.A. de ediciones. Madrid, 1951

Estudios monográficos

Bloom, Harold, and Mirjana Kalezic, eds. Shakespeare”s Romances. Philadelphia: Chelsea House, 2000.
 
Cahn, Victor L. Shakespeare the Playwright: A Companion to the Complete Tragedies, Histories, Comedies, and Romances.Westport, CT: Praeger, 1996.
 
Pettet, E. C. Shakespeare and the Romance Tradition. 1st ed. London: Staples Press, 1949.
 
Smith, Hallett. Shakespeare’s Romances: A Study of Some Ways of the Imagination. San Marino, CA: Huntington Library, 1972.

http://www.williamshakespeare.netfirms.com/pericles.htm