Comprar libro

The Tragedie of Hamlet, Prince of Denmark, 1601

Tragedias

Es una tragedia de venganza que alcanza la cumbre de la literatura universal en cuanto a la caracterización de un tipo humano. Representa la duda.

Algunos estudiosos han dicho de esta obra que está escrita por el Shakespeare filósofo, que definió aquí una de las personalidades más arquetípicas de la cultura occidental: el hombre y su dilema como centro de la existencia. La gran dicotomía representada en este personaje es la subyacente en el interior del ser humano, que lucha entre pensar (la verdadera pasión de Hamlet) y ejecutar.

La inspiración para el argumento la recibe Shakespeare de una antigua Saga islandesa desaparecida, recogida por el historiador del siglo XII Saxo Grammaticus (en castellano, Saxo o Sajón Gramático) en los libros III y IV de su Gesta Danorum (Crónica Dánica), en los que cuenta la historia del Príncipe danés Amled. Tras sucesivas traducciones, llegó a Inglaterra a inicios del siglo XVII con el título de Hamblet o Ur-Hamlet, atribuido a Thomas Kyd pero quizás una primera versión del propio Shakespeare. Los principales hechos relatados en la pieza están ya en sus precedentes. Shakespeare modifica el final feliz y le confiere el tono profundo.

La trama gira en torno a tres historias relacionadas: la del protagonista y su familia directa; la de Polonio, un cortesano con dos hijos: Ofelia y Laertes; y la de Fortimbrás, Príncipe de Noruega, que da el toque político a la obra.

Los monólogos del Príncipe Hamlet tienen una profundidad y un alcance que los hacen merecedores de su fama como cumbre de la literatura y el pensamiento. Las eternas contradicciones humanas se encarnan en este intelectual preso de la duda existencial, quejoso de tener que llevar el peso de su vida y también increíblemente agudo en sus observaciones de todo tipo, tanto respecto al amor como al arte, a la muerte o al espíritu humano.

Beber de Hamlet es encontrarse con las dualidades esenciales: justicia y venganza; razón y locura; destino y azar; realidad y ficción; honradez y maldad; responsabilidad y libertad.

El escenario principal de la obra es la fortaleza de la ciudad danesa de Elsinor (Helsingorg, al Este de Dinamarca, a 40 km. de Copenhague), llamado Castillo de Kronborg. Fue terminado en 1585, muy poco antes de la escritura de la obra. Hoy es Museo Marítimo.

La historia comienza cuando unos centinelas ven el fantasma del rey muerto, llamado Hamlet como su hijo. Avisan al joven Hamlet, que está apesadumbrado porque su madre se acaba de casar con el hermano de su padre, nada más morir éste. Mientras, el Príncipe Fortimbrás de Noruega pretende recuperar los territorios perdidos en Dinamarca. Y el cortesano Polonio, padre de Ofelia, aconseja a su hija que no haga caso a los requerimientos amorosos de Hamlet.

Hamlet acompaña a los centinelas y el espíritu de su padre se vuelve a aparecer para hablarle. El centinela Marcelo pronuncia la célebre frase “Algo huele a podrido en Dinamarca”, preludio de lo que se va a revelar y recurrencia desde entonces que asevera la existencia de hechos ocultos censurables. El fantasma cuenta a su hijo que fue envenenado por su hermano para usurparle la esposa y la corona. Hamlet decide hacerse el loco para vengar a su padre. Polonio interpreta que su locura procede del rechazo amoroso de Ofelia.

Unos cómicos que llegan al castillo representan a indicación de Hamlet la obra “El asesinato de Gonzago”, con algunos versos modificados para que todo encaje con el crimen de su tío y según la reacción de éste, se confirme la revelación del fantasma. Se trata de un caso de teatro dentro del teatro. El título que da Hamlet a su versión adaptada es “La ratonera”. El rey se retira encolerizado.

Hamlet, sumido en sus reflexiones, recita el monólogo más famoso de la historia, que comienza con “Ser o no ser”. La dicotomía del campeón de la duda se refiere a si es mejor la resignación o la lucha, para concluir que la conciencia y el pensamiento conducen a la cobardía y la inacción.

La reina llama a su hijo Hamlet a su habitación. Hamlet le echa una bronca tremenda, y además mata a Polonio, que estaba oculto tras un tapiz. El fantasma se vuelve a aparecer, para reanimar la venganza de Hamlet. El rey ordena enviar a Hamlet a Inglaterra, a cuyos gobernantes lleva órdenes de asesinarlo. Ofelia enloquece a causa de la muerte de su padre Polonio. Y para complicar más aún la cosa, llega Laertes, hermano de Ofelia e hijo de Polonio, a vengar la muerte de su padre. Hamlet cambia las órdenes de su asesinato por otras en las que se pide eliminar a sus compañeros de viaje traidores, Rosencrantz y Guildenstern, y vuelve a la corte.

Allí Hamlet, en compañía de su amigo Horacio, contempla cómo unos enterradores cómicos están cavando una fosa, que luego se sabrá que está preparada para dar sepultura a Ofelia, que ha muerto ahogada en un arroyo. Hamlet coge una calavera, que resulta ser la de su antiguo bufón, y reflexiona sobre la fragilidad de la vida frente a la muerte. Esta imagen se ha convertido en el icono más característico de la obra, y suele ir unida al famoso monólogo anterior del “Ser o no ser”.

El rey ha urdido junto con Laertes que Hamlet morirá en un combate de esgrima, supuestamente amistoso, entre Laertes y Hamlet. Si falla la espada de Laertes, una copa con vino envenenado surtirá su efecto mortal en Hamlet. Se celebra el combate y se produce la sucesión final de muertes: primero la reina, que bebe de la copa; después el rey, que es delatado por Laertes; luego el propio Laertes a manos de Hamlet, víctima de su espada emponzoñada; y por fin Hamlet, también herido de muerte por Laertes. Horacio queda vivo para dar noticia de los horribles sucesos, y Fortinbrás asume el poder en Dinamarca.

A lo largo de la trama se van salpicando situaciones cómicas, como algunas intervenciones del pomposo anciano Polonio, los ingeniosos arrebatos de locura fingida de Hamlet, las chanzas de los sepultureros, o el hueco discurso del cortesano Osric, que avisa a Hamlet de la celebración del duelo final y lo arbitra.

Las adaptaciones cinematográficas de la obra son muy numerosas, puesto que se trata de la más celebrada de su autor. Van desde la envejecida de Laurence Olivier (1948) hasta la más acertada de Kenneth Branagh (1996), pasando por la académica de Franco Zeffirelli (1990), la delirante de Aki Kaurismaki (1987) o la muy correcta de Grigori Kozintsev (1964).

Algunas de las sentencias que contiene la obra:

Perseverar en obstinado desconsuelo muestra una inteligencia limitada e inculta.

Sé sincero contigo mismo, y de ello se seguirá, como la noche al día, que no puedas ser falso con nadie.

Un átomo de impureza corrompe la más noble sustancia, rebajándola al nivel de su propia degradación.

La locura suele tener ocurrencias felices, que la razón lúcida no puede soltar con tanta suerte.

Nada hay bueno ni malo si el pensamiento no lo hace tal.

Lo que nos proponemos en el calor de la pasión, calmada la pasión, lo abandonamos.

Las razones agudas no hacen mella en oídos tontos.

Referencias externas

Referencias externas

Ficha de la obra, por Susanna Sacs:

Título completo: La tragedia de Hamlet, Príncipe de Dinamarca

Título original:   The Tragedy of Hamlet, Prince of Denmark

Cronología de Hamlet

En 1602 La tragedia de Hamlet fue registrada en el Stationer’s Register con la anotación de haber sido representada por los Chamberlain’s Men. Hamlet se publicó en cuarto sucesivamente en 1603 y 1604. La versión del segundo cuarto, bastante más larga en extensión que la del primero, es la que se tomó como base para la impresión en el Primer Folio de 1623

[Cronología] [ Fuentes]  [Ediciones]  [Películas][Argumento]  [Personajes] [Forma] [Análisis]

Fuentes de Hamlet

La fuente más remota de Hamlet se encuentra en la desaparecida saga islandesa de Almódi.  En el S XII  Saxo Grammaticus recogió esta saga en los libros III y IV de la Gesta Danorum. La Gesta Danorum fue traducida libremente al francés por François de Belleforest en 1570 con el título de Histoires tragiques. En 1608 Thomas Kyd publicó una versión inglesa de la obra de Belleforest titulada The Hystorie of Hamblet y ésta, también conocida como el “Ur-Hamlet” podría ser la fuente directa utilizada por Shakespeare.

[Cronología] [ Fuentes] [Ediciones]   [Películas] [[Argumento]  [Personajes] [Forma] [Análisis]

Ediciones de Hamlet disponibles en España

Enlace al catálogo general de la Biblioteca Nacional de España
Enlace al listado del ISBN (ordenado cronológicamente)
Edición digital en www.librodot.com
Edición digital en El Aleph

[Cronología] [ Fuentes] [Ediciones]  [Películas][Argumento]  [Personajes] [Forma] [Análisis]

Películas en español

1917 HAMLET (AMLETO) Dirigido por Eleuterio Rodolfi, RODOLFI FILM (ITALIA)

1948 HAMLET Dirigido por LAURENCE OLIVIER, TWO CITIES FILMS (REINO UNIDO)

1964 HAMLET Dirigido por GRIGORI KOSINTSEV,  MOSFILM (URSS)

1990 HAMLET (EL HONOR DE LA VENGANZA) (HAMLET) Dirigido por Franco Zeffirelli, ICON PRODUCTION (ESTADOS UNIDOS)

1997 HAMLET DE KENNETH BRANAGH (WILLIAM SHAKESPEARE S HAMLET)
Dirigido por KENNETH BRANAGH,

[Cronología] [ Fuentes] [Ediciones]  [Películas] [Argumento]  [Personajes] [Forma] [Análisis]

Argumento de Hamlet

El Príncipe Hamlet que estaba estudiando en la universidad alemana de Wittemberg ha vuelto a la corte de Dinamarca a raíz de la muerte de su padre y el enlace de su madre, la reina Gertrudis con el nuevo rey, Claudio. El fantasma de su padre se le aparece a Hamlet, le informa  que fue Claudio quien lo mató vertiéndole veneno en el oído y le pide a su hijo que  vengue su muerte, pero sin injuriar a su madre en ningún sentido.

El joven Hamlet desearía estar seguro del regicidio por parte de su tío pero la  incertidumbre y la  incapacidad para actuar aumentan su melancolía y parece que se haya vuelto loco.

Por su parte, Claudio, a quien mina la culpabilidad intenta determinar la causa de la aparente enajenación de Hamlet y contrata a dos nobles compañeros de estudios, Rosencrantz y Guildenstern, para que espíen el comportamiento del príncipe. Hamlet se da cuenta de ello y exagera su supuesta demencia.

Polonio, un cortesano viejo  y pomposo cree que la causa de la locura de Hamlet está en su pasión amorosa por Ofelia, hija de Polonio y así se lo comunica a los reyes.  Hamlet y Ofelia están verdaderamente enamorados pero, en su desesperación, el joven ve en la muchacha la representación de toda la traición y lujuria que pueden motivar las mujeres y la rechaza instigándola a que se marche a un convento.

Hamlet urde un plan para averiguar la culpabilidad de su tío Claudio; a este fin contrata a un grupo teatral para que representen una obra en la que un rey es envenenado por su hermano quien seguidamente se casa con su viuda. Tal y como Hamlet esperaba, la obra enerva profundamente a Claudio; pero el príncipe todavía es incapaz de actuar. Cuando tiene la oportunidad de matar a Claudio no lo hace, pues éste está rezando y Hamlet no quiere enviarlo directamente al cielo.

Claudio insta a Gertrudis a que tenga una conversación con su hijo, Polonio se esconde tras una cortina y Hamlet, creyendo que se trata de Claudio, mata a Polonio en las habitaciones de la Reina. Hamlet amonesta severamente a su madre pese a las advertencias del espectro de su padre que se le vuelve a aparecer en la habitación de la Reina.

Ahora  Claudio ya tiene un motivo para sacarse a Hamlet de encima y con el pretexto de esconderlo a raíz de la muerte de Polonio lo  envía a Inglaterra con Rosencrantz y Guildenstern que llevan  órdenes confidenciales para  matar al príncipe. Hamlet descubre el complot y altera las órdenes secretas del Rey de tal manera que los dos jóvenes nobles serán los ajusticiados.

Con la ayuda de unos piratas, Hamlet vuelve a Dinamarca, acude al entierro de Ofelia, que enajenada se ha suicidado, y se enfrenta verbalmente a Laertes, ambos se emplazan a un duelo.

Claudio proporciona un veneno para que Laertes impregne la punta de su lanza y además envenena el vino que piensa dar a Hamlet. La Reina bebe de ese vino y muere.  Los dos jóvenes reciben heridas mortales en el duelo pero antes de morir, Laertes tiene tiempo de descubrir la verdad, vengar la muerte de su padre y hacer las paces con Hamlet. Hamlet consigue también herir mortalmente a Claudio y que Horacio no beba de la copa envenenada. Después muere con todos los honores recuperados y como legítimo Rey de Dinamarca.  Fontinbrás, Príncipe de Noruega hereda la corona y preside el funeral real de Hamlet.

[Cronología] [ Fuentes] [Ediciones]   [Películas] [Argumento]  [Personajes] [Forma] [Análisis]

Personajes de Hamlet

El ESPECTRO
HAMLET,  Príncipe de Dinamarca
El REY Claudio, hermano del difunto Rey Hamlet
La REINA Gertrudis, viuda del difunto Rey Hamlet y esposa del Rey Claudio
POLONIO, dignatario de la corte danesa
OFELIA, hija de Polonio
LAERTES, hijo de Polonio
REINALDO, criado de Polonio
HORACIO, amigo de Hamlet
ROSENCRANTZ,   amigo de Hamlet
GUILDENSTERN , amigo de Hamlet
VOLTEMAND, cortesano
CORNELIO, cortesano
OSRIC,  cortesano
FRANCISCO, soldado
BERNARDO, soldado
MARCELO, soldado
FORTINBRÁS,   Príncipe de Noruega
Un CAPITÁN   del ejército noruego
El ENTERRADOR
SU COMPAÑERO
Un SACERDOTE
ACTORES
MARINEROS
SECUACES de Laertes
EMBAJADORES de Inglaterra
Cortesanos, mensajeros, criados, guardias, soldados, acompañamiento.

 ESCENARIO La corte del Rey de Dinamarca[Cronología] [ Fuentes] [Ediciones]  [Películas] [Argumento]  [Personajes] [Forma] [Análisis]

Estructura y Forma de Hamlet

En la versión del Folio, Hamlet es una tragedia en cinco actos de 5,2,4,7 y 2 escenas respectivamente.

En Hamlet se entrelazan tres argumentos: El principal, centrado en la historia de Hamlet, el secundario que aborda la historia de Polonio y sus hijos y el externo, el de Fontinbrás,   que pone un marco  político a la obra y sirve para estructurarla en tres partes histórico contextuales, marcadas por las tres apariciones  del príncipe Fontinbrás en la obra:

  1. Los ejércitos daneses al mando del Rey Hamlet toman Noruega

  2. Los ejércitos noruegos al mando de Fontinbras atraviesan Dinamarca rumbo a Polonia

  3. Fontinbras, Príncipe de Noruega, es nombrado Rey de Dinamarca

Los cinco actos de Hamlet corresponden a la estructura clásica teatral:

  1. Se presenta una Dinamarca corrupta por el regicidio. Aparece el espectro y clama venganza

  2. Hamlet intenta descubrir la verdad sobre la muerte de su padre.

  3. Hamlet desenmascara a Claudio a través de la representación de la  obra teatral.

  4. Es Claudio, y no Hamlet, quien toma las riendas del conflicto.

  5. La venganza se consuma y la justicia se restablece. Mueren todos los implicados y sólo queda Horacio para contar los hechos sucedidos.

Los parlamentos están en pentámetros yámbicos de verso blanco y los diálogos en prosa. Hamlet pronuncia siete soliloquios considerados como el verso más sublime de William Shakespeare. Estos soliloquios se encuentran en:

I, ii, 129   

O, that this too, too sullied flesh

I, v, 92

O all you host of heaven!

II, ii, 549

Now I am alone.

III, i, 55

To be, or not to be, …

III, ii, 388

‘Tis now the very witching time of night

III, iii, 73

Now I might do it

IV, iv, 32

How all occasions do inform against me

[Cronología] [ Fuentes] [Ediciones]  [Películas] [Argumento]  [Personajes] [Forma] [Análisis]

Comentario sobre Hamlet

La tragedia de Hamlet, Príncipe de Dinamarca tiene todos los elementos propios de las tragedias de venganzas que se habían hecho populares desde la antigüedad clásica a partir de las tragedias de Séneca. Para ser considerada tragedia de venganza, una obra debía tener unos elementos imprescendibles que se encuentran en su totalidad en Hamlet:

Tenía que presentar a un héroe con motivos justificables para buscar la venganza (Hamlet tiene motivos más que suficientes para vengar la muerte de su padre).

El antagonista debía ser un par en fuerza y condición al protagonista (Ambos Hamlet y Claudio son de sangre real).

El ambiente debía ser lúgubre y presentar elementos sobrenaturales (en Hamlet están presentes el espectro, el cementerio y múltiples alusiones tétricas).

Una mujer inocente y limpia, amada por el protagonista, debía convertirse en obstáculo moral para la ejecución de la venganza (Ofelia es el símbolo de la inocencia hasta el extremo que su nombre deriva de la palabra griega “apheleia” apheleia que quiere decir inocencia).

El antagonista debía presentar un complot para hundir al protagonista (Claudio envía a Hamlet a Inglaterra con instrucciones secretas para su asesinato).

Pero el tema principal de Hamlet es la duda y ésta se convierte en el obstáculo que impide al héroe actuar de una manera convencional. Como contrapunto tenemos la figura de Laertes que no tiene ningún problema en implementar la venganza que le corresponde como hijo y la figura de Fontinbrás que lleva a cabo la venganza política que le corresponde como gobernante.

Hamlet es el prototipo del intelectual reflexivo y al mismo tiempo melancólico. Su actitud y su carácter ha sido analizado desde infinidad de puntos de vista y en múltiples matices. En Hamlet se ha visto desde el ideal renacentista de un príncipe cortesano, poeta y filósofo, hasta el maníaco depresivo del psicoanálisis freudiano, pasando por el loco violento e injusto que mata sin piedad. Pero la complejidad del personaje es tan rica que se hace imposible clasificarlo dentro de ninguna categoría humana. Se ha dicho que Hamlet es el espejo en el que cualquier lector o espectador puede identificarse.

En Hamlet se entrelazan variedad de temas y se plantean muchas dicotomías filosóficas, entre ellas se pueden citar: la justicia y la venganza; la razón y la locura; el destino y el sentido de la vida; la apariencia y la realidad; el honor y la vileza; el deber y la obstinación, etc.

La imaginería predominante de Hamlet está en la corrupción, el veneno, la podredumbre, la infección, el hedor, la descomposición  y sus correspondencias morales: impureza, injusticia, deshonestidad, indignidad, inmoralidad, disipación, etc.

[Cronología] [ Fuentes] [Ediciones]  [Películas] [Argumento]  [Personajes] [Forma] [Análisis]

Bibliografia 

Ediciones anotadas

Shakespeare,William Hamlet Ed.bilingüe del Instituto Shakespeare, bajo la dirección de Manuel A.Conejero Dionís-Bayer, 9ª ed.
Shakespeare,William  THE COMPLETE WORKS Editor Stanley Wells. Clarendon Press, Oxford, 1989

Estudios monográficos  

Cahn, Victor L. Shakespeare the Playwright: A Companion to the Complete Tragedies, Histories, Comedies, and Romances. Westport, CT: Praeger, 1996.

Charlton, H. B. Shakespearian Tragedy. 1st ed. Cambridge, England: Cambridge University Press, 1949.

Corum, Richard. Understanding Hamlet A Student Casebook to Issues, Sources, and Historical Documents. Westport, CT: Greenwood Press, 1998.

Maccary, W. Thomas. Hamlet A Guide to the Play. Westport, CT: Greenwood Press, 1998.

Mack, Maynard. Everybody’s Shakespeare: Reflections Chiefly on the Tragedies. Lincoln, NE: University of Nebraska Press, 1993.

Ribner, Irving. Patterns in Shakespearian Tragedy. London: Methuen and Company, 1960.

Wilson, Harold S. On the Design of Shakespearian Tragedy. Toronto: University of Toronto Press, 1957.

http://www.williamshakespeare.netfirms.com/hamlet.htm